Para Ulivita ..El mejor contenedor para el aceite de oliva es Bag in Box


La luz… inicia muchos procesos de envejecimiento;

El calor … altera las características quimico/físicas hasta su destrucción;

El aire … si está contaminado, oxida hasta la putrefación.

La alteración de un alimento es una trasformación de uno o más de los componentes químicos que determinan una modificación de las propiedades físicas, químicas y biológicas. Estas modificaciones se perciben como alteraciones en sentido positivo o negativo de las propiedades nutritivas y organolépticas de un alimento o de sus características tecnológicas.

De modo que para conservar lo mejor posible nuestros alimentos debemos mantenerlos:

en la oscuridad absoluta;

a una temperatura fresca y al resguardo de los cambios excesivos;

en ausencia de cualquier contacto con el aire contaminado.

Para los líquidos, existe desde hace algunos años un contenedor fantástico que ofrece todas estas garantías:

.
oscuridad total;

.
resguardo de los cambios térmicos;

.
elimina el contacto con el aire;.

.
es ecológico y reciclable al 100%;

.
irrompible y de bajo costo.

.

                       Es el Bag in Box – la bolsa dentro de una caja

Información: ulivita.home@gmail.com

bb1

14292267_305931969777137_8177396539941135385_nContenedor Bag in Box de 2 litros adecuado para el consumo familiar


14322462_305932156443785_1814283100145839464_nVálvula patentada que no permite la entrada de aire


14354952_305932033110464_5022306299272469386_nAspecto agradable del contenedor que encaja muy bien en vuestra cocina


14359026_305932076443793_2152722440741004856_nDimensiones prácticas para poder colocarlo en cualquier lugar de vuestra cocina


14390713_305932223110445_2485743029893720253_nInstrucciones para el correcto uso del contenedor y de su válvula


El Bag-in-Box (traducido literalmente “bolsa en una caja”) abreviadamente B-i-B, es un contenedor compuesto de una bolsa de material plástico dentro de una caja de cartón. Usualmente utilizado para dispensar  vino, puede contener también otros líquidos más o menos densos, de uso alimentario o no.

Esta combinación (bolsa fléxible más caja de material rígido, fundamentalmente cartón) responde a exigencias varias: práctico y seguro en su confección; conservación; transporte; comunicación y utilización. 

Las bolsas se pueden adquirir planas y apiladas o individuales, pudiendo rellenarse por medio de equipos automatizados y bien manualmente, a fin de evitar que otros materiales entren en contacto con el producto que hemos introducido en la bolsa. Las bolsas en si mismas se pueden proporcionar con diferentes modelos de tapa y dispensadores con mayor o menor gas, en materiales apropiados que impidan el paso del exterior al interior y viceversa del gas, la luz, calor, etc. durante largo tiempo. Una vez llena la bolsa, sellada la tapa y el dispensador, se introduce en una caja de cartón cúbica habitualmente  impresa con la información del contenido.

Mientras que las bolsas ofrecen una óptima barrera contra el gas, el cartón representa una mayor resistencia a los contactos accidentales con objetos cortantes o punzantes. Además los cartones pueden ser manejados más cómodamente y almacenados optimizando el espacio. La caja de cartón sirve también, mediante su forma y diseño, como instrumento de comunicación y marketing tal y como sucede con otros embalajes destinados al consumo. En cuanto a la bolsa simple, la caja es un objeto útil ya que explica el contenido. Usualmente el dispensador viene colocado en una apertura perforada en una de las bases de apoyo de la caja, permitiendo la salida del contenido de la bolsa por propia gravedad.


Información: ulivita.home@gmail.com

Shares